Wednesday, November 24, 2010

momentos de mi vida

El sonido que rezumbó en medio de la noche la hizo parar de un salto, sabía que tenía que acercarse a la puerta lo más rápido posible, se aproximó a una puerta vidriosa que se intermediaba entre ella y la puerta principal (de donde provenía aquel sonido); el brillo de un cabello castaño y vagamente largo se reflejaba en aquella puerta... la abrió sin reparos. Alzó la vista, el manto de la noche la protegía y sonrío, sonrío por la mera presencia de las estrellas que hace tanto no admiraba.

2 comments:

Zai Vélez said...

Y su sonrisa era la mejor!

Haruu said...

Nat ... Hola pequeña :D aqui empezando con mi primer post en tu blog! Esta genial por cierto :) ... me caes muy bien desde qe te conoci jaja hace apenas unas cuantas semanas :s